Visita Intempestiva

Visita Intempestiva

Venía de almorzar, supongo que el hecho de haber preferido una sobremesa etílica a una de los tantos jugos de frutas desconocidas debió de influir en la euforia y el desconcierto que sentí al verlos tocando en plena calle. No diré que era una avenida; pero los chicos ocupaban una calle mediana y los choferes algunos parecían resignados y otros parecían esgrimir un semblante ambiguo, casi triunfante, como si se supieran partícipes de la escena anacrónica y sonorizada de un Abbey Road particularizado en Brasil. Como si no fuera conmigo hurgué mi bolsillo del trasero izquierdo y puse a sonar mi harmónica, y me di con toda, como si la vida se me fuera en no ser más que la breve elaboración de un tubo de órgano antiquísimo.

February 04, 2012  |  No Comments » Read More

Albatros II

En el último cuadernillo de lujo del Taller, hay un sticker holográfico de una aeronave. La fotografía es de Félix Nadar y fue tomada en 1868,  la máquina: El Albatros II fabricada por  Le Bris. Entre iridiscencias se ve una especie de aeroplano montado sobre una enorme carreta, su fuselaje es un híbrido de zeppelín y cuerpo de colibrí, sus alas son largas y acaban en punta; vistas desde abajo semejan las alas extendidas de un murciélago curvadas por el viento. Su cola es en forma de V con el vértice ligado al fuselaje, de la parte más anterior del fuselaje surge una vara larga que más parece una antena horizontal, un pico recto y excesivo que termina en aguijón.

May 20, 2011  |  1 Comment » Read More

Alpacora Apócrifa

Cierta casa disquera Colombiana lanzó una reunión completa de la obra del Alpacora. La edición viene en tres discos que se encuentran al interior de una caja de cartón de textura suave y ligeramente rugosa con un color gris azulado. El librillo que se extrae de uno de los pliegues de la caja contiene las letras de más de cincuenta canciones superpuestas sobre imágenes del Alpacora desde sus días de niño (las épocas en las minas de marmato), hasta sus días de vago por la avenida Jiménez de Bogotá.

February 04, 2011  |  No Comments » Read More

El Infiltrado

En el 2003 hubo un esténcil en varios puntos de la carrera séptima de Bogotá en el que podía verse algo parecido a una de esas coronas líquidas visibles sólo en fotogramas que producen las gotas cuando caen al agua. Debajo de la corona estaba escrito El infiltrado con letra de primera plana. Tiempo después, a principios del 2004, El Taller lanzó una edición limitada de quinientos vinilos con el esténcil como portada.

December 03, 2010  |  No Comments » Read More